miércoles, 27 de marzo de 2013

Semana Santa

SEMANA SANTA EN SALAMANCA

Estamos ya en Semana Santa, y como todos los años los cristianos durante este tiempo, conmemoran la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

La Semana Santa es una de las celebraciones más arraigadas en Salamanca. Es el principal acontecimiento religioso de la ciudad y constituye un gran atractivo turístico y cultural. La Semana Santa de Salamanca es Fiesta de Interés Turístico Internacional desde 2003.

La Semana Santa comienza con el Domingo de Ramos, que recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén y que en Salamanca se representa con la procesión de la Hermandad de Jesús Amigo de los Niños, popularmente conocida como “la Borriquilla”, puesto que el paso principal representa a Jesús a lomos de un burro. Esta procesión es muy popular, ya que los niños de las diferentes cofradías, acompañan a “la Borriquilla” durante todo el recorrido. Por la tarde, la Hermandad del Perdón procesiona con el Jesús del Perdón, que tradicionalmente es acompañado por un preso indultado.


La Borriquilla
El Lunes Santo desfila el sobrio Cristo de los Doctrinos, que lo hace sin acompañamiento musical y con cardos adornando los pasos.

El Martes Santo es la popular “procesión de los estudiantes”, que tiene su momento cumbre con la promesa de silencio de la Hermandad Universitaria en el Patio de Escuelas de la Universidad de Salamanca.
Hermandad Universitaria
El Miércoles Santo podemos ver una de las imágenes más bellas de la Semana Santa salmantina, la de Jesús Flagelado, que es llevada a hombros por 60 hombres que no hacen ninguna parada en las tres horas que dura la procesión.

El Jueves Santo, se desarrollan varias procesiones, entre las que destacan la de la Hermandad del Vía Crucis, que en una de sus paradas visita a los enfermos del Hospital de la Santísima Trinidad, la de La Seráfica Hermandad del Santísimo Cristo de la Agonía que sube por la monumental Calle de la Compañía al atardecer, o la de La Hermandad del Cristo del Amor y de la Paz, que inicia su recorrido subiendo por el Puente Romano y continúa subiendo por la Calle Tentenecio.

El Viernes Santo, es el día que concentra más número de procesiones y actos. Cabe destacar el encuentro de la Piedad con el Santísimo Cristo de la Buena Muerte, en la fachada principal de la Catedral, el Acto del Descendimiento que celebra la Cofradía de la Vera Cruz, o la Procesión del Santo Entierro, que asciende por la Calle Compañía. Pero destaca sobre todas ellas La Soledad, que por la noche procesiona solemne, en silencio y de riguroso luto, para alcanzar el momento de mayor belleza durante su paso por la Plaza Mayor, donde se apagan todas las luces, quedando encendidas las velas de los cofrades y las del paso de la Soledad.

La Soledad
El Sábado Santo desfilan el Cristo de la Liberación y la Hermandad del Silencio.

La Semana Santa salmantina termina el Domingo de Resurrección, con el bello encuentro del Cristo Resucitado con Nuestra Señora de la Alegría en el marco incomparable de la Plaza Mayor.

Encuentro Cristo Resucitado
 Para más información podéis visitar los siguientes enlaces: